Skip to content

Move On

_DSC1249-2

Hace 6 meses pensaba que todo estaba cocinado.

Facultad, trabajo, blog, vida. Todo marchaba bien y sobre ruedas; hasta que dejó de hacerlo.  Hasta que me di cuenta que no puedo vivir en la monotonía de la rutina ni en la comodidad del día a día. Todo lo que deja de presentarse como un desafío tiende a aburrirme; pensé que eso solo me pasaba cuando era chica, y hoy entiendo que va más allá, que pasa por una forma de vida, un patrón que no desaparece con el tiempo.

Y cuando toda la estructura tambaleó, decidí cortar por lo sano y despedirme de la mayoría de las cosas que me aburrían y enfrentar los miedos que me perseguían.Ojo, no es fácil y hasta ahora me pregunto si habré hecho lo correcto.

Pero no hay cambio que no sea para mejor.

Todo ese cambio también se ve reflejado en el exterior: de un rubio furioso que mantuve por más de un año pasé a un castaño brillante, más saludable, más yo; y en mi muñeca izquierda un tatuaje que reza “Talk is cheap” como recordatorio: hablar es barato, hablar, habla cualquiera pero aquellos que hacen son muy pocos. Dejá de pensar tanto y hacé, que los problemas no son problemas si hay una solución, y lo imposible solamente lleva un poco más de tiempo para conseguirlo.

Más allá de todo, el blog también cambió conmigo, de RBLD a Rebelde, de postear todos los días a no postear. No es lo que hubiera querido, pero tampoco me gusta entregar material que no sea de calidad; todo este silencio tuvo el por qué, y agradezco que ese tiempo haya sido respetado y acompañado por ustedes.

Pero ahora es momento de seguir adelante, de probar, de equivocarse y de disfrutar; sea lo que sea, te va a hacer crecer.

Te va a hacer bien.

Wan

 

|| Facebook || Instagram ||

Be First to Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *