Skip to content

La vida es como el guardarropa

Make up: /M.A.C Fix foundation/ Lancome mascara/Revlon gloss/

Cuántas veces escuchaste la frase “soñar no cuesta nada”? Un millón, seguro. Pero alguna vez se te cruzo por la cabeza que para hacer los sueños realidad sólamente hace falta una cosa: tu decisión.

Hola Rebeldes! Pasó tiempo desde la última vez que realmente me senté a escribir, pero me pone muy feliz volver a hacerlo. Los últimos meses fueron bastante pesados en terminos de “redefinición” de lo que quería para mi vida. Temas familiares, laborales y personales era todo lo que rondaba por mi mente y me quitaba el sueño cada noche que apoyaba la cabeza en la almohada. Y después de 20 años de tomarme la vida tan “enserio” opté por una simple decisión: no hacerlo.

Varios meses de vivir preocupada, enojada, estresada y gruñendo/quejándome con todo el mundo (hay testigos que pueden comprobarlo) me cansé y decidí que no se puede vivir de esa manera; la verdad, no te hace bien a vos, no le hacés bien a nadie y no aprovechas o ves todo lo bueno que sí pasa. Es ahí donde parás, te sentás y caes “Es esto lo que quiero para el resto de mi vida?”. Nah, ni siquiera quiero esto para mañana. “Entonces, qué es lo querés?”

Cuando me hago esta pregunta, remonto a los primeros años de mi vida: inocente, imaginativa y con muchos sueños que esperaba se cumplan. La respuesta no surgió de un momento para el otro; meses intentando definirla, darle forma, hasta que en lo simple lo encotrás todo: “Quiero magia, quiero juegos, quiero aventura, quiero felicidad”

Es así como mi yo de 5 años se remasterizó en mi, y me di cuenta que todo lo que quería podía tenerlo; sólamente necesitaba un gran esfuerzo, una enorme determinación y lo más importante: tomar la decisión de, por una vez en mi vida, apostar a eso que siempre pareció imposible. Vos sabes; es eso que tanto imaginas que querés hacer, que fantaseas con ser, pero que todavía tenés ese miedo que lo está opacando. Pero como la vida es como el guardarropa, hay que sacar lo que no te sirve para hacer espacio para lo que sí vas a usar, y el miedo es completamente inutil, así que por qué mejor no dejas de ponerte excusas, encontrar razones para no hacer las cosas y apostas todo a… bueno, en teoría sería apostar todo a todo. A todo eso que vos pensas te va a hacer feliz.

Y acá estoy. Dejé mi trabajo, saqué un pasaje de avión de ida y armé una mochila lista para encarar la vida de otra manera, lanzándome a lo desconocido. Tengo miedo, pero no es tan grande como mis ganas de hacerlo! Y no fue fácil, pero si nos sentamos a postergar cosas y a quedarnos en lo cómodo, no pasa nada. Como decía Einstein, “Si buscas resultados diferentes, no hagas siempre las mismas cosas” o algo así.

Creo que esas son las noticias por el momento, además de que mi pelo es naranja, y que pueden seguir esta aventura tanto en blog aventurasrebeldes.com, como en Facebook o en Instagram!

Animate a darle una vuelta a tu vida,

Wan

 

Be First to Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *